Trigger
Investigación de CINPSI y Universidad de Bolonia busca reducir el miedo asociado a un recuerdo con la estimulación cerebral

Investigación de CINPSI y Universidad de Bolonia busca reducir el miedo asociado a un recuerdo con la estimulación cerebral

[responsivevoice_button voice="Spanish Latin American Female" buttontext="Escucha la nota"] Un grupo de académicos de la Universidad de Bolonia (Italia) y la Universidad Católica del Maule han desarrollado un nuevo paradigma experimental no invasivo que permite alterar la memoria de una experiencia negativa aprendida: un resultado que abre una puerta a nuevos tratamientos para superar recuerdos traumáticos. ¿Qué sucedería si pudiéramos modificar el impacto negativo de un recuerdo que, cuando se vuelve a evocar, genera miedo? Un grupo de investigación internacional ha logrado establecer un nuevo paradigma experimental no invasivo que parece lograrlo. El principal resultado del estudio, publicado en la prestigiosa revista científica Current Biology, es un novedoso protocolo que combina un acondicionamiento a un estímulo al cual está asociado un evento desagradable que, de esta forma, genera un recuerdo negativo con la neuroestimulación de una porción específica de la corteza prefrontal. De este modo, el recuerdo del evento aversivo se modifica para no volver a generar miedo cuando se recuerda. “Utilizando este procedimiento experimental, que combina la estimulación cerebral y la consolidación la memoria, hemos sido capaces de modificar un recuerdo aversivo que los sujetos habían aprendido el día previo”, explica Sara Borgomaneri, investigadora de la Universidad de Bolonia, y autora principal del estudio. “Se trata de un resultado con importantes implicaciones para la compresión de los mecanismos de la memoria, que también podría permitir el desarrollo de nuevos tratamientos para afrontar recuerdos traumáticos en el futuro”. ¿Se pueden modificar los recuerdos? En la base de esta investigación está el proceso de reconsolidación que sirve para mantener, fortalecer y modificar los recuerdos que ya se han almacenado en la memoria a largo plazo. “Cada vez que se evoca un recuerdo, este puede volver a ser modificable por un período limitado de tiempo. Aprovechando este breve espacio de tiempo, el paradigma experimental que hemos generado logra interferir con la reconsolidación de recuerdos aversivos previamente aprendidos”, explica Borgomaneri. Para lograr “borrar” el miedo asociado a un recuerdo negativo, los investigadores han utilizado una técnica llamada “Estimulación Magnética Transcraneanal” (TMS) que, a través de una bobina posicionada en la cabeza, permite crear un campo magnético capaz de modular la actividad neural cortical en áreas cerebrales específicas. La TMS es una técnica de estimulación cerebral no invasiva (no provee operaciones quirúrgicas u otras acciones directas en los sujetos involucrados), y por esto se utiliza tanto en campo de investigación como en el ámbito clínico y rehabilitativo. “Gracias a la utilización de la TMS hemos podido alterar el funcionamiento de la corteza prefrontal que ha resultado crucial para la reconsolidación de un recuerdo aversivo”, explica el profesor Giuseppe di Pellegrino de la Universidad de Bolonia que ha coordinado el estudio. “De este modo, con la TMS hemos podido obtener resultados similares a lo que hasta ahora se podían obtener solo mediante suministración farmacológica”. Implicaciones de la investigación “El estudio ha demostrado que mediante TMS es posible modificar la resistencia de un recuerdo potencialmente traumático: una novedad que puede tener importantes consecuencias en el campo clínico rehabilitativo”, explica el profesor Alessio Avenanti, coautor del estudio y colaborador afiliado al Centro de Investigación en Neuropsicología Y Neurociencias Cognitivas (CINPSI Neurocog) de la Universidad Católica del Maule (Chile). “Se trata de un nuevo procedimiento que puede ser aplicado a diversos contextos y asociarse a diversas funciones, a partir del trastorno post-traumático de estrés, sobre el cual podremos concentrar nuestras próximas investigaciones, en Italia y en Chile”. “La TMS es una técnica aún poco difundida en Chile – ha afirmado el profesor Boris Lucero, director del CINPSI Neurocog- sin embargo, en colaboración con los colegas italianos hemos postulado a un financiamiento Fondequip, ANID, para el desarrollo de un laboratorio de TMS en la Universidad Católica del Maule. La técnica es muy desarrollada en el extranjero y tiene grandes potencialidades para el estudio del cerebro y la rehabilitación de enfermedades que lo afectan. Confiamos en una mayor difusión en Chile de esta herramienta”. La publicación Los resultados han sido publicados en la revista “Current Biology” con el título “State-dependent TMS over prefrontal cortex disrupts fear memory reconsolidation and prevents the return of fear”. Los autores sono Sara Borgomaneri, Simone Battaglia, Sara Garofalo, Francesco Tortora, Alessio Avenanti y Giuseppe di Pellegrino.

EnglishFrançaisDeutschहिन्दीPortuguêsEspañol