Trigger

Opinión: “La ingeniería en pandemia: su rol y proyección”

Opinión: “La ingeniería en pandemia: su rol y proyección”
14 May 2021


David Zamora Barraza, decano de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería de la Universidad Católica del Maule.

Durante una crisis o posterior a ella siempre existe una transformación, un desarrollo, un cambio. Las crisis nos afectan, nos movilizan, nos obligan a adaptarnos a una nueva realidad, pero son estas experiencias las que fortalecen nuestra profesión porque somos capaces de innovar, de proponer, de mejorar nuestras tecnologías, desarrollar nuevas aplicaciones, crecemos. Lo que no se adapta, se desecha o se transforma, esto ha sido una constante en la historia de la humanidad.

Esta vez corrimos una carrera contra el tiempo para hacerle frente a una emergencia sanitaria mundial. La ingeniería, en todas sus disciplinas, se ha ido adaptando, Mucho de lo que veíamos como desarrollo incipiente un año atrás, hoy en día es tendencia y en algunos casos simplemente esencial.

Nuestro rol siempre ha tenido como horizonte contribuir al bienestar y al desarrollo social. Los ingenieros deben estar donde los necesitan aportando desde su capacidad analítica, de observar más allá de la problemática y siendo capaces de aportar soluciones y acompañarlas durante su proceso. ¿Cómo la ingeniería colaboró en esta pandemia? Facilitando la logística en el transporte, creando máscaras de protección facial, diseño y producción de respiradores, aplicaciones que nos permitieron conectarnos virtualmente, y la lista continúa.

La necesidad de seguir creciendo ante el avance de los acontecimientos que requieren una nueva transformación nos obliga estar a la altura. Los jóvenes de hoy, parecen entenderlo y están más adaptados a los cambios. Nacieron con la tecnología, una tecnología que ha ido evolucionando a una velocidad asombrosa, pero a la cual se han adaptado de forma natural a diferencia de otras generaciones.

Por esto, hoy la formación en ingeniería debe responder a los desafíos de las futuras crisis. Más que entregar conocimiento, deberemos entregar las herramientas que permitan una vez más, generar el desarrollo necesario para el bienestar de todos los miembros de la sociedad. Necesitamos reforzar esta virtud en los estudiantes, abrir canales de discusión que permitan desafiarnos, cuestionarnos para repensar la profesión en cada contexto, para anticiparnos.

Las crisis siempre van a existir e invariablemente la vamos a superar y la ingeniería tendrá que ser, una vez, un actor relevante durante y después de la misma.

 

 

“Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de la Universidad Católica del Maule”.

EnglishFrançaisDeutschहिन्दीPortuguêsEspañol