Trigger

“Ser una profesional socialmente responsable ha sido para mí, un valor agregado”

“Ser una profesional socialmente responsable ha sido para mí, un valor agregado”
31 Mar 2020

-Javiera Rivas, egresada de la Escuela de Auditoria de la UCM sede Curicó, destacó la formación que recibió en la Universidad Católica del Maule. “Pensé que estudiar Contador Auditor me daría las herramientas necesarias para desempeñarme en cualquier área, y gracias a Dios, no me equivoqué.”, comentó. 

 

Durante su formación profesional fue una alumna destacada y hoy como egresada, sigue aportando con responsabilidad social a la labor que realiza como profesional. En el 2017 egresó de la carrera de Contador Auditor, resultado de cinco años de esfuerzo, donde tuvo que compatibilizar su vida laboral y académica. Un desafío, que en momentos costó más de lo esperado, pero ella decidió verlo como una oportunidad.

Javiera Rivas Marchant, nació en Gorbea, IX Región de la Araucanía, pero desde los cinco años de edad, vive en Curicó. A temprana edad desarrolló un sentido social, que la alentó a involucrarse en diferentes actividades con su comunidad.

Fue ese mismo interés, que la llevó, junto a dos de sus compañeros de carrera y el académico Pedro Severino en junio de 2019, a formar parte del equipo del libro que lanzó la Universidad Católica del Maule, “Responsabilidad Social: Experiencias en instituciones de educación Superior”, un texto que enfatiza en el concepto y las prácticas de responsabilidad social que se llevan a cabo en los Centros de Estudio del país. “Este libro realmente te enseña, que uno está aquí porque otros, antes, lo hicieron posible”, comentó Javiera Rivas.

“He aprendido que la casa de estudios que acoge a un estudiante es siempre decisiva respecto de las directrices que él emprenda como profesional. Por esto, cuando tuve la oportunidad de realizar mi proyecto de investigación para optar al grado de Licenciada en Auditoría, fue revelador y hasta concluyente para mí, saber que las estrategias que las universidades disponen en favor de las comunidades con las que interactúan, tienen como base la ‘responsabilidad social’ desde todos sus ámbitos”, comentó.

Formación UCM

Confesó que la motivación principal que la llevó a elegir la carrera de Contador Auditor fue el interés en formarse como una profesional independiente, “Pensé que estudiar Contador Auditor me daría las herramientas necesarias para desempeñarme en cualquier área, y gracias a Dios, no me equivoqué. Si bien llevo apenas tres años de egresada formalmente de la carrera, he trabajado 5 años, antes lo hice como administrativa. Y he podido ser testigo de mi propia evolución profesional. He aprendido a tener un juicio más crítico y objetivo, a mirar las cosas en perspectiva y sobre todo, a comprender que equivocarme es parte del proceso de aprendizaje. Ser Auditor te enseña a que no debes dar todo por hecho, sino más bien, ver las evidencias que tienes al alcance para poder emitir un juicio de valor”, contó.

Sobre su carrera explicó que “Nuestra profesión no es solo poseer un título, y claramente es mucho más que saber que la resta de activos menos pasivos es igual a patrimonio. Nuestra carrera es muy variable, se desenvuelve en muchas áreas y es necesario manejar cada una integralmente, y eso es algo que destaco en nuestra formación: la disciplina”, afirmó.

Actualmente se desempeña como administrativa contable dentro de una empresa de Consultoría que presta Asesorías Tributarias, es en su trabajo, donde reconoció ha confirmado que el rol como Contadores Auditores en el escenario económico-social del país, cada día toma una mayor relevancia.  “Después de todo, los tributos que determinamos en cada operación renta son la base del presupuesto que el Estado, a través del Ministerio de Hacienda, dispone a favor de todos los chilenos”, acotó.

Y agregó “Internalizar este sello de ser una profesional ‘socialmente responsable’ ha sido para mí un valor agregado. Me siento tremendamente agradecida de la oportunidad que tuve de ser parte de la UCM, de haber conocido a profesores con una calidad y calidez profesional que inspira. Docentes apasionados por su profesión, por enseñar y principalmente por y para que aprendamos”.

Por ello, Javiera insta a que sus colegas y futuros colegas puedan reflexionar sobre el ideal de profesional que desean alcanzar. “Nuestra profesión nos da la oportunidad, el privilegio y la responsabilidad de trabajar en la construcción de una sociedad más justa que brinde igualdad de oportunidades a todos sus miembros. Y, siempre tenemos que tener presente que, ante la sociedad, somos ejemplo de ética, responsabilidad y transparencia”, puntualizó.