Trigger

UCM celebra cancelación de autorizaciones a plaguicidas peligrosos en Chile

UCM celebra cancelación de autorizaciones a plaguicidas peligrosos en Chile
14 Jun 2019

Dra. María Teresa Muñoz, investigadora científica en la materia calificó como una muy buena noticia la medida decretada por el SAG que entrará en vigencia luego de ser publicada en el Diario Oficial.

Como una positiva política pública calificaron los investigadores de la Universidad Católica del Maule (UCM) la Resolución Exenta 4245 del Servicio Agrícola y Ganadero Ministerio de Agricultura que sumó restricciones sobre la importación y fabricación de plaguicidas en base a Metamidofós y que prohíbe los plaguicidas en base a Azinfós Metilo, Carbofurano y Metamidofós, químicos catalogados como peligrosos para la salud de las personas.

Respecto de la medida, la Dra. María Teresa Muñoz, vicerrectora de Investigación y Postgrado del plantel y quien lidera el equipo de científicos que desde hace más de 10 años han indagado en el tema, destacó que “Estamos contentos porque esto es un gran paso para la prohibición de los plaguicidas más peligrosos que todavía existen en nuestro país. Que inmediatamente se hayan prohibido el plaguicida Metafidofós es un gran salto, es uno de los más peligrosos y está catalogado como un cancerígeno y sumamente neurotóxico”, dijo.

Lo resuelto por la resolución, en primer lugar cancela las autorizaciones a los plaguicidas formulados en base a Metamidofós (Monitor 600, Methamidophos 60%, MTD 600, M-600, HAMIDOP 600, RUKOFOS 60 SL), y prohíbe la importación y fabricación de dichos plaguicidas, además de impedir la tenencia y uso de los plaguicidas formulados en base a las sustancias activas Carbofurano, Azinfós metilo y Metamudofós, a contar del 30 de septiembre de 2020, de 25 de marzo de 2021 y dos años a contar de la publicación en el Diario Oficial, respectivamente.

Los estudios desarrollados por los científicos de la UCM han demostrado el uso que se hace en el mundo agrícola de este plaguicida, tal como lo comentó la doctora Muñoz, “Es uno de los que está en la lista de los más vendidos en la región del Maule, y además en lo que es alimentos consumidos en el país el último informe de Agencia Chilena para la Inocuidad y Calidad Alimentaria (ACHIPA) encontró que efectivamente estaba por sobre los límites permitidos máximos del Ministerio de Salud en algunos vegetales como las lechugas por lo que es una muy buena toma de decisión de la política pública”, reforzó.

A juicio de la investigadora, quien junto a su equipo en enero expuso sobre el tema ante los senadores que componen la Comisión de Agricultura, esta medida genera un beneficio inmediato a la comunidad. “Salen algunos de los más peligrosos que ya estaban prohibidos en muchos países. Se tiene una mayor seguridad al momento de consumir alimentos y las comunidades rurales podrán tener menor exposición de estos plaguicidas peligrosos”, sostuvo.

Aplicación, control y educación

Si bien la resolución 4245 de 2019 del SAG cancela las autorizaciones vigentes de los plaguicidas formulados en base a metamidofós y otros plaguicidas altamente peligrosos -una de las metas que buscaban los investigadores de la UCM-, quedan pendientes temas que deben ser abordados con urgencia, los que están siendo ahondados por el equipo del proyecto REDES que dirigen científicos de la Pontifica Universidad Católica de Chile en colaboración con la U. Católica del Norte, la U. de O’Higgins y la U. Católica del Maule.

Al respecto la doctora Muñoz, afirmó que falta avanzar en normar para “resguardar la aplicación, control y educación de otros plaguicidas. Sabemos que persiste la venta por ejemplo de DIAZINON en productos para mascotas, en residuos de vegetales, ese plaguicida también está catalogado como cancerígeno. Creemos que debemos seguir trabajando en esto, sobre todo fortaleciendo la capacitación sobre el uso de estos plaguicidas, que se limite el acceso de la comunidad en general a la compra de plaguicidas y que también se aumente la fiscalización y vigilancia epidemiológica en relación a estos temas”, indicó.

En relación a la línea de investigación sobre plaguicidas que desarrolla el proyecto REDES, la Dra. Muñoz comentó que los esfuerzos se orientan a “Profundizar sobre la aplicación, control y educación sobre el uso de plaguicidas, y por otro lado hacer evaluaciones sobre otros plaguicidas que están comenzando a ser usados en Chile, como son los piretroides que también tienen un efecto a nivel neurológico, pero que a nivel de evidencia sobre los efectos en los niños”, expuso.