Trigger

Lazos afectivos y mejores resultados académicos logra proyecto de voluntariado Brotes UCM

Lazos afectivos y mejores resultados académicos logra proyecto de voluntariado Brotes UCM
9 Dic 2019

 Junto a la comunidad educativa de la Escuela Huilquilemu.

 “Yo estaba en peligro de repetir, y pasé”, dice una estudiante de sexto básico de la Escuela Huilquilemu F-131, en referencia a lo positivo que fue para ella asistir a los talleres del proyecto de voluntariado Brotes, desarrollado por la Universidad Católica del Maule (UCM) -institución acreditada por 5 años y adscrita a la gratuidad- en esa escuela rural de la comuna de Talca. “Me gustó mucho, porque en vez de quedar estancada, me ayudaron a pasar de curso”, reforzó otra estudiante del mismo taller.

Estos testimonios muestran el impacto académico del proyecto ejecutado con aportes del Fondo Concursable de Vinculación con el medio del plantel, iniciativa dirigida por la profesora de inglés del Instituto de Estudios Generales del plantel, Danila Merino, quien desde 2017 trabaja en esta iniciativa con la colaboración de estudiantes y docentes de distintas carreras de la universidad. Pero en la ceremonia de cierre de talleres, quedó también en evidencia la huella afectiva que dejó el programa en esta escuela rural, donde todos los involucrados manifestaron su alto compromiso y satisfacción con el trabajo realizado.

“Dar es lo más lindo que existe”, dijo la profesora Danila, en diálogo con los estudiantes voluntarios y orientadores metodológicos que participaron este 2019 del proyecto, reiterando además el agradecimiento a todos ellos por su participación. En alusión a lo difícil que resultó cerrar el proyecto debido al paro estudiantil por la contingencia nacional, y a la forma en que cada uno realiza un aporte en este contexto, la académica expresó que “Esta es mi forma de hacer el cambio, desde la vereda del voluntariado”.

Por su parte, la directora del establecimiento, Nora Elgueta, expresó su deseo de continuidad del proyecto, además de agradecer la iniciativa, que “No tiene otra recompensa más que el amor de los niños”, dijo. A los voluntarios presentes los instó a continuar, por la riqueza de la iniciativa.

Brotes UCM

Brotes es una iniciativa de voluntariado que involucra a estudiantes y académicos de cualquiera de las carreras de la Universidad Católica del Maule, cuyo fin es asistir pedagógicamente a los escolares de un establecimiento rural. El programa consiste en un acompañamiento académico mediante talleres que se desarrollan semanalmente en las áreas de conocimiento donde los escolares se encuentran más descendidos, en un trabajo cercano y personalizado. Este año la iniciativa también se llevó a cabo en la Escuela de Arte y Cultura San Antonio de Curicó, a cargo del profesor Esteban Núñez.

En la ceremonia de cierre del programa estuvo presente Sergio Abarza, estudiante de Pedagogía en Matemáticas y Computación de la UCM, quien en 2017 fue parte del equipo de voluntarios de la primera versión de este proyecto. El estudiante manifestó sentirse un afortunado de Brotes y enfatizó en la importancia de mantener la iniciativa. Invitó a los estudiantes que participaron del taller a pensar en grande y a proyectar su futuro. “Espero que el proyecto se siga repitiendo y que puedan ser ustedes los que después vengan a enseñar”, dijo Sergio.

Un voluntario de 2019, Brayan Gutiérrez, de primer año de Pedagogía en Lengua Castellana y Comunicación de la UCM, dijo que su motivación fueron los niños, y aunque en un principio le costó adaptar sus metodologías de enseñanza por la diversidad de estudiantes, con el correr de las semanas logró establecer una estrecha relación con su grupo. “Se forma un vínculo con los niños, más allá de que mejoren o no, este es un espacio para hablar. Es un proyecto muy fuerte socialmente”, expresó. La estudiante Begoña Donoso, de cuarto año de Pedagogía en Inglés, dijo que la experiencia le resultó enriquecedora y desafiante. “Quiero que se repita; realmente es llegar a ayudar a los niños que lo necesitan y que les cuesta aprender; más allá del conocimiento, es dar amor”, afirmó.

Como orientadores metodológicos de Brotes, estuvieron en la versión 2019 de Talca la profesora de inglés, Carolina Pérez, del Instituto de Estudios Generales, y el profesor de pregrado Rodrigo Gutiérrez, candidato a Doctor del programa de Doctorado en Modelamiento Matemático Aplicado, quien expresó sobre esta experiencia que “Esto ya pasó a ser algo social. Comenzar con intervenciones une más a la universidad, porque está al lado de la sociedad, y no atrás”, comentó el profesor.

En esa misma línea, Carolina Pérez manifestó que le enorgullecía haber sido parte del proyecto, manifestando que “Me gustó mucho el entusiasmo y el compromiso; son formas de aportar a la sociedad. Quizás no vamos a cambiar todo su mundo, pero algo va a quedar”, expresó. Los académicos de la UCM, Marina Fierro y Nelson Velásquez, también fueron parte del proyecto a través de sus orientaciones metodológicas en las áreas de Lenguaje y Ciencias, respectivamente.

Como recuerdo de Brotes la directora Nora Elgueta recibió una fotografía enmarcada que muestra los talleres realizados con los niños. Al término de la ceremonia de cierre, todos compartieron una rica torta y los niños, voluntarios y orientadores recibieron un gorro de parte de Brotes. La profesora Danila espera seguir trabajando en voluntariado, y ya piensa en un próximo proyecto que involucre a adultos.