Trigger

Investigación sobre incendios forestales en la Región abordó la relación entre pobreza y desastres naturales

Investigación sobre incendios forestales en la Región abordó la relación entre pobreza y desastres naturales
27 Sep 2018

El estudio fue realizado por el Centro de Estudios y Desarrollo Regional (Cedere) de la U. Católica del Maule, con la colaboración de la Fundación para la Superación de la Pobreza y el financiamiento del Ministerio de Desarrollo Social.

El Centro de Estudios y Desarrollo Regional (Cedere) de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Católica del Maule (UCM), con la colaboración de la Fundación para la Superación de la Pobreza y el financiamiento del fondo Chile de Todas y Todos del Ministerio de Desarrollo Social, realizó una sistematización del proceso de reconstrucción efectuado en la región del Maule luego de los incendios forestales que afectaron a la zona centro-sur del país durante el verano de 2017.

El proyecto abordó la relación que existe entre pobreza y desastres naturales desde la perspectiva de los derechos humanos, por lo que contempló aspectos relevantes que habitualmente no son considerados a la hora de las evaluaciones tradicionales.

Con la presencia de varios vecinos afectados, este martes se llevó a cabo un seminario en el Centro de Extensión de la UCM en Curicó, ocasión en la que se presentaron los resultados del estudio, cuyas conclusiones fueron analizadas por un panel de expertos compuesto por la jefa del Departamento de Desarrollo Urbano del Minvu Maule, Daniela Soto, y los directores regionales del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) y de la Fundación para la Superación de la Pobreza, Nadia Gutiérrez y Álvaro Gatica, respectivamente.

“Una primera conclusión general es que el rol del Estado es central para garantizar un enfoque de derecho en los procesos de reconstrucción. Si bien hablamos de eventos absolutamente distintos, si comparamos este proceso con el del 27-F, las evidencias hablan hoy día de un mayor respeto y resguardo de las dinámicas locales y comunitarias”, afirmó el coordinador del proyecto, Stefano Micheletti.

Asimismo, sostuvo que en futuras situaciones similares “Es imprescindible incorporar un componente psico-social de apoyo bien estructurado y también integrar un enfoque de género a la hora de pensar soluciones habitacionales y de trabajar con comunidades cuyos liderazgos son principalmente femeninos”, indicó.

Micheletti recalcó que “Creemos que tanto éste como otros desastres no se explican si no consideramos también un tema de fondo, que va más allá de la emergencia y la reconstrucción, que tiene que ver con la planificación y la gestión del territorio. Ahí entendemos que como sociedad estamos muy al debe, tanto desde la perspectiva estatal como de las comunidades y los privados”, expuso.

Aporte significativo

La jefa del Departamento de Desarrollo Urbano del Minvu Maule, Daniela Soto, calificó como interesante el trabajo realizado y agregó que “Cuando uno se encuentra profesionalmente involucrado en un proceso de reconstrucción producto de una catástrofe, son tantos los focos en los que hay que trabajar que es imposible no dejar algunos por abordar. El análisis de la situación por un ente externo siempre nos permite analizar la labor realizada con una visión más imparcial, ayudando a mejorar nuestros procedimientos e incorporando enfoques que por nuestras competencias técnicas están fuera de nuestras posibilidades de ser abordadas”, sostuvo.

En tanto, la directora regional del INDH, Nadia Gutiérrez, expresó que “La participación de las universidades en investigaciones sobre la gestión y reducción de los desastres naturales es fundamental, en tanto sus resultados y conclusiones se transforman en valiosos insumos para el diseño e implementación de políticas públicas en la materia”. Asimismo, añadió que “es relevante que se ponga el acento en la evaluación de la protección de los derechos humanos por parte del Estado, fundamentalmente porque las personas afectadas por los desastres naturales deben ser consideradas como titulares de derechos y no meramente como beneficiarios de la asistencia del aparato gubernamental”, puntualizó.

En la misma línea, el director regional de la Fundación para la Superación de la Pobreza, Álvaro Gatica, afirmó que “Valoramos enormemente un estudio cualitativo e indagatorio en fuentes primarias que recoja la percepción de los principales actores en distintas escalas/niveles de incidencia y que levanten aprendizajes acerca de cómo abordar los procesos de gestión de la emergencia y la reconstrucción en los desastres socio-naturales”, dijo.

A su vez, la directora de la Escuela de Trabajo Social de la UCM; María Gladys Olivo, destacó la posibilidad que tuvieron los estudiantes de trabajar directamente con las comunidades afectadas, así como la vinculación de la Universidad con el territorio y la articulación con otros profesionales, disciplinas e instituciones. Además, respecto del seminario, consideró que “la cantidad de actores que se reunieron fue impresionante”. “La conjunción de todos ellos y esta reflexión colectiva hacen que esta jornada haya sido un espacio tremendamente interesante”, valoró.

Una de las asistentes fue Mónica Sepúlveda, presidenta de la junta de vecinos de Santa Olga, el lugar más emblemático de la catástrofe nacional que significaron los incendios forestales. Respecto del estudio, la dirigenta comentó que “yo creo que sí refleja lo que ha sido el proceso de reconstrucción”, detallando que “fue un trabajo muy arduo que hicieron, donde estuvieron acompañando a las familias y haciendo entrevistas”.
Finalmente, Micheletti explicó que a partir de ahora “lo que nos interesa es establecer canales de diálogo con las instituciones locales para tratar de profundizar esta mirada de un proceso de reconstrucción desde la perspectiva de los derechos humanos”.

Los resultados de la investigación serán publicados en los próximos días en el sitio web del CEDERE (www.cedere.ucm.cl ).
Según las cifras oficiales, los incendios forestales de 2017 arrasaron con 280 mil hectáreas de plantaciones forestales y bosque nativo de la región del Maule, golpeando duramente a las comunidades rurales.