Trigger

Columna de opinión: Tecnologías para asegurar una producción sostenible

Columna de opinión: Tecnologías para asegurar una producción sostenible
2 Abr 2020

Mauricio Zuñiga, académico de la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales de la UCM.

Sin lugar a duda la producción de cerezas se ha transformado en el pilar fundamental de la fruticultura de la región del Maule. Sin embargo, para mantener este crecimiento sostenido en niveles de producción y calidad de la fruta, los productores de la zona centro sur del país han tenido que incorporar tecnologías que permiten proteger la producción de los daños causados principalmente por lluvias primaverales, las que en la actualidad se hacen más comunes debido al cambio climático.

En este sentido, el uso de diversos tipos de cobertores plásticos son la tecnología de mayor masificación en nuestro país, sin embargo, su efecto sobre la protección ante heladas no ha sido cuantificada. En este sentido, el proyecto FIA PYT-2017-0226 “Cerezos bajo cobertores plásticos de baja densidad” ejecutado por la empresa C. Abud & Cia, ha permitido recabar información al respecto, la cual está siendo analizada en conjunto con docentes del área de fruticultura de la Escuela de Agronomía de la Universidad Católica del Maule.

El día 03 de septiembre de 2019 ocurrió una helada de seis horas de duración con una mínima de -2,65 °C en la comuna de sagrada familia. En dicha fecha los árboles de cerezos se encontraban en el estado fenológico de botón blanco y la helada causó un daño en los primordios florales (Futuras flores) de distinta intensidad en los tratamientos evaluados en este proyecto. Los tratamientos evaluados fueron un tratamiento control sin cobertor plástico (T1), un tratamiento con cobertor plástico de polietileno de alta densidad “Rafia” (T2) y finalmente un tratamiento con cobertor plástico de baja densidad (T3). Además, se consideraron dos niveles de altura del árbol (inferior y superior) en cada tratamiento.

Los resultados encontrados posterior al evento de helada (05-09-2019) indicaron que; para los tres tratamientos, la parte inferior de los árboles presentó un mayor nivel de daño en comparación a la parte superior de los árboles. En cuanto a las diferencias encontradas entre los tratamientos, los resultados indicaron que el tratamiento control (T0) fue quien presentó el mayor nivel de daño por helada, alcanzando un 89 y 72% de daño en la parte inferior y superior, respectivamente. Por otra parte, el tratamiento T2 alcanzó un 41% de daño en la parte inferior y un 32% en la parte superior. Finalmente, el tratamiento que menos daño presento fue el tratamiento T3, el cual alcanzó un 25 y 17% de daño en la parte inferior y superior, respectivamente.

Para los docentes de la UCM, estos resultados corroboran la importancia de la implementación de nuevas tecnologías que permitan asegurar una producción sostenible en el tiempo y que la vez asegure altos estándares de calidad. Los eventos climáticos adversos (heladas tardías, sequias, altas temperaturas entre otros) son algo con lo que se debe convivir hoy en día y los productores deberán estar preparado para ello.