Trigger

Columna de opinión: “Feliz mes del Agua”

Columna de opinión: “Feliz mes del Agua”
6 Abr 2020

Dr © Roberto Agredano Marti, director del Departamento de Obras Civiles de la Universidad Católica del Maule.

Acabamos de finalizar el mes del agua, el cual tuvo su máxima expresión el día 22 con la conmemoración del Día Mundial del Agua. Esta conmemoración fue proclamada por la ONU, y se viene celebrando desde el año 1993 con el objetivo de crear conciencia de la importancia del agua en la vida de todos los seres humanos y especies que habitan la Tierra, así como de la importancia de cuidar su uso.

El tema de este año fue “Agua y Cambio Climático”, muy acorde con eventos recientes como la COP25 en Madrid de la que, desafortunadamente, no se obtuvieron los acuerdos y compromisos necesarios para vislumbrar un futuro halagüeño sobre el recurso tan preciado que es el agua.

Y como cambio climático a nivel global, el agua se ve afectada en todas las partes del ciclo hidrológico, desde los polos, las nieves perpetuas, los acuíferos subterráneos, los lagos, la atmósfera y océanos. Respecto de estos últimos, en los que yo me desempeño de forma más específica, el cambio climático está siendo especialmente instigador. No solo el aumento de temperatura global está incidiendo en la aparición más recurrentes de eventos ya conocidos como el Niño y la Niña, sino que el aumento de temperatura del océano los está acidificando y provocando la muerte de numerosas especies, algunas de ellas de gran importancia ecológica como son los arrecifes de coral.

Además de eso, el cambio climático está haciendo que los regímenes de viento cambien en la atmósfera, y esto es especialmente problemático en Chile, donde los vientos que forman el oleaje que llega a nuestras costas están girando más hacia el Sur, así como están sucediendo episodios de oleaje extremos (marejadas) con mayor recurrencia. Estos hallazgos fueron publicados el año 2018 en un estudio colaborativo entre varios investigadores de Universidades Chilenas, entre ellas la UCM, donde desde el año 1960 hasta 2015 se pasó de tener menos de 5 marejadas por año a más de 25, encontrándose ahora no solo en época invernal sino durante todo el año.

Todas las proyecciones nos indican que estos efectos se han instalado en nuestras costas y que además pueden agravarse en las próximas décadas. Es por esto que es de una necesidad imperiosa el generar los cambios necesarios, tanto a nivel personal como sobretodo mediante políticas públicas gubernamentales, para que el avance de los resultados del cambio climático sean los menos dañinos posibles para nosotros y para las generaciones futuras.

En Chile se avanza con paso firme en la investigación sobre el cambio climático y el agua, y aquí en la UCM no podría ser de otra manera. Desde 2017 que se viene conformando un grupo de investigadores en Sistemas Hídricos y Ambiente (Grupo G3IAMA-UCM), impulsado por la Facultad de Ciencias de la Ingeniería, el cual abarca temas de aguas residuales, meteorología, desalinización y océanos, los cuales están vinculados tanto con otras instituciones en Chile como con el resto del mundo.

Y, para terminar, tomando conciencia del difícil momento sanitario en el que nos encontramos, quisiera apelar a la reflexión de nuestro uso del agua como sociedad, pensando que es el elemento que mejor nos ayuda a controlar el avance de la pandemia del COVID-19. Porque Lavarse las manos es parte esencial para contener la propagación del virus, así como muchas otras enfermedades infecciosas.

¡¡¡Feliz mes del Agua!!!

 

“Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de la Universidad Católica del Maule”.