Trigger

Ciencia de Bolsillo cerró una exitosa segunda convocatoria

Ciencia de Bolsillo cerró una exitosa segunda convocatoria
24 Ago 2020

Esta vez con cuentos desde la cuarentena.

Organizado por Ediciones UCM, en colaboración con la Dirección de Investigación de la Universidad Católica del Maule y el programa PACE, “Ciencia de Bolsillo. Cuentos desde la cuarentena” cerró su segunda edición con un total de 26 cuentos participantes. La convocatoria de este año tuvo como pie forzado el complejo panorama sanitario mundial y los textos ganadores son un reflejo de aquello. En “El Ejército contra la Corona”, ganador del primer lugar, su autor, Mario Ramírez, narra la pequeña épica de las células de nuestro cuerpo que, día a día, se multiplican para mantener vivos nuestros organismos. “Esta no es una historia cualquiera, es una historia que representa el actuar de miles y millones de células que nos cuidan día y noche. Ahora es tu momento para ayudar a Linfocita a ganar la guerra”, leemos en el final del relato.

Mario, egresado como Profesor en Ciencias con mención Biología de la Universidad Católica del Maule, actualmente ejerce de pedagogo en el Centro Educativo Salesianos. “Tuve la oportunidad de realizar dos intercambios académicos durante pre grado. Uno en la Universidad Nacional Autónoma de México y otro en la Pontificia Universidad Católica de Chile, donde participé en la creación del Museo de Inmunología y Vacunación, lo que me permitió también acercar el mundo científico con la comunidad para educar. Algo similar a lo que es esta edición de Ciencia de Bolsillo, mediante la cual traté de explicar de forma didáctica lo que ocurre día a día en nuestro cuerpo para salvarnos de los agentes patógenos que nos pueden causar daño”, nos cuenta vía correo electrónico.

Consultado por las motivaciones que lo llevaron a participar de la convocatoria, Mario dice: “Mi motivación para participar fue la finalidad de la convocatoria, estaba muy bien contextualizada a lo que hoy nosotros como sociedad estamos viviendo, escribir para unir la ciencia con la pandemia es un desafío y hoy más que nunca hay que someterse a esos tipos de desafíos para, a partir de aquello seguir educando de forma entretenida”.

El segundo lugar lo obtuvo el cuento titulado “Superhéroes”. Su autor, José Reyes, también es egresado de la Universidad Católica del Maule. Reyes relata la historia de un niño que ve interrumpido su cumpleaños número 11 por la irrupción del COVID-19. Consultado por las motivaciones que lo llevaron a participar de la convocatoria, José dice: “Es una forma de expresar el sentir personal y colectivo frente a una situación histórica mundial que está cambiando la forma de relacionarnos y que puede causar mucha incertidumbre. Valoro que sean historias para niños, puesto que ellos tendrán que enfrentarse a una realidad poco predecible, pero estoy seguro y confío en que las nuevas generaciones son mucho más conscientes de los demás y del planeta y harán un buen trabajo en cualquier desafío que se les presente”.

Pronto se darán a conocer, en las plataformas web y redes sociales de la Universidad, la fecha de premiación de los ganadores. Cabe consignar que la categoría menores de 18 años se declaró desierta, por falta de quorum.

La curiosidad, un motor básico de la ciencia

En esta segunda versión del concurso, el jurado estuvo compuesto por los estudiantes Francisca Paredes y Sebastián Vergara, la académica Carolina Canales, Cristian Zaelzer, Neurocientífico del Brain Repair and Integrative Neuroscience Program del Instituto de Investigación del McGill University Health Centre, y Jonnathan Opazo Hernández, colaborador de la editorial.

A grandes rasgos, el jurado destacó la creatividad de todos los participantes, siempre enfocados en un público infantil, usando un lenguaje ameno y resaltando aspectos de la vida cotidiana del rango etario al cual están dirigidos. “Me ha parecido que cada cuento seleccionado es altamente relacionable con la vida de los niños en la provincia, sea esta ciudad o campo. De hecho, he puesto especial cuidado de que mi selección contenga elementos de niños en la ciudad y elementos de niños en el campo”, señaló Cristian Zaelzer.

Ingrid Carvacho, Directora de Investigación de la Universidad Católica del Maule, destacó la iniciativa y valoró positivamente este tipo de instancias en donde la ciencia y la escritura creativa se encuentran. “La lectura, a cualquier edad, abre una caja de pandora en términos de curiosidad, motor básico de la ciencia. Además, proporciona un escape necesario particularmente en pandemia. Cuando tenía alrededor de 11 años leí muchas novelas y cuentos policiales, particularmente de Sir Arthur Conan Doyle (“Sherlock Holmes”). Esta lectura fomentó la capacidad de observar y analizar, sacar conclusiones desde “pistas” encontradas que pudieran testear una hipótesis, base del método científico”, señaló.

Consultado por los consejos que daría a los futuros participantes del concurso, Mario Ramírez deja un mensaje para las futuras mentes inquietas: “Que se atrevan, que el miedo no existe, que las ganas de participar es lo importante y que si fuiste capaz de crear algo genial para ti en tan pocas palabras, independientemente si fuiste ganador o no, date por pagado, porque eso salió de tus pensamientos y de lo que tú querías expresar”.