Trigger

Más de 2 mil personas fueron asesoradas por la UCM en Operación Renta 2019

Más de 2 mil personas fueron asesoradas por la UCM en Operación Renta 2019
15 May 2019

Atención de los estudiantes de Auditoría UCM Curicó en coordinación con el Servicio de Impuestos Internos.

Más que positivo es el balance que realizó la Escuela de Auditoría –acreditada por 5 años- de la Universidad Católica del Maule (UCM) sede Curicó, a las asesorías que realizaron sus estudiantes por la Declaración de Renta 2019. Durante todo abril y con un promedio de atención de cuatro horas por jornada, alcanzaron un total de 2.097 personas atendidas.

“No esperábamos que llegaran tantas personas, la actividad superó todas nuestras expectativas, no pensamos que habría tanto flujo y vinieron más de 2 mil personas, fue una actividad bastante positiva, nos ha sorprendido lo potente de la actividad”, comentó Joseline Sepúlveda, directora de la Escuela de Auditoría UCM sede Curicó.

El Servicio de Impuestos Internos es uno de los centros de prácticas con los que cuenta la carrera, por lo que cuando les llegó la propuesta de trabajar en conjunto les pareció una buena idea y apoyaron la iniciativa. “Nosotros organizamos a los alumnos y nos instalamos en el hall central del edificio Carmen, donde diariamente había cuatro estudiantes, acompañados de una fiscalizadora del SII que los apoyaba y orientaba cuando tenían dudas”, dijo la directora.

Participaron estudiantes de cuarto y quinto año, los que recibieron una previa capacitación por parte del SII, ya que había estudiantes que aún no cursaban el módulo de Renta. Respecto de la asesoría profesional que prestaron a las personas, ésta consistió en revisar la propuesta de Renta de cada uno de los usuarios, validar la información y orientarlos.

Experiencia y buena relación

Pamela Ossa, estudiante de cuarto año de Auditoría, explicó que “Participar de esta actividad fue un desafío, teníamos muchas ganas de hacerlo, porque no solo generamos vinculación con el medio que es uno de los propósitos que tiene la Universidad, sino que también nosotros pudimos interiorizarnos más lo que será nuestra futura profesión, partió siendo un desafío y terminó siendo una experiencia maravillosa”, destacó.

En tanto, Alejandro Navarro, quien también es estudiante de Auditoría en la UCM sede Curicó, detalló que “La relación con los contribuyentes fue demasiado buena, a medida que nos iban consultando, nosotros contestábamos de manera muy simple para que pudieran entender todo el movimiento que se hacía y de donde salía cada monto de su propuesta de declaración de impuesto. Cualquier duda que ellos tuvieran y nosotros no pudiéramos responder, le comentábamos al fiscalizador para que nos guiara”, indicó.

Al respecto la docente de la Escuela de Auditoría de la UCM, Liza Inostroza comentó que “Destaco la responsabilidad con la que los alumnos enfrentaron este desafío, ellos estaban encantados y se desempeñaron muy bien. Por primera vez nos mostramos hacia afuera, la Escuela de Auditoria era una escuela vespertina, donde prácticamente ni siquiera nos topamos con los otros estudiantes y esto, nos permitió mostrarnos hacia la comunidad”, puntualizó.

Principales dudas

Según comentaron los estudiantes, las principales dudas que surgieron fueron respecto de los montos que este año comenzaron a descontarse por conceptos de salud. “Tenían dudas de si era obligatorio, si se podía optar a una rebaja, y esa información que se le fue dando a las personas, les sirvió para que estuvieran más tranquilos, les explicamos que iba a ser progresivo hasta el 2020, que ahí ya sería obligatorio. Esta era la gran duda que surgió”, explicó Pamela Ossa.

Según explicó Alejandro Navarro, otra de las dudas recurrente era respecto a qué año se declaraba “Muchos no sabían la diferencia entre un año comercial y un año tributario, ahí uno procedía a explicarles cuál era el año que se estaba declarando, los componentes que intervenían en este tipo de declaración en el ámbito tributario, tampoco sabían la diferencia entre boletas honorarios y el impuesto único que era por liquidación de sueldos”, comentó.

Y agregó que “Junto con todos mis compañeros tratamos de hacerlo lo mejor posible, siempre conversando con las personas respecto de si tenían dudas, antes de hacer cada Declaración de Impuestos, se realizaban las preguntas de si estaba conforme con su propuesta de declaración y deseaba enviarla. Nuestra idea es seguir aprendiendo, para ser un aporte en donde sea que nos desempeños como profesionales”, agregó.