Trigger

Futuros profesores aprendieron distintas formas de inclusión

Futuros profesores aprendieron distintas formas de inclusión
11 Jul 2019

En conversatorio en el que participaron educadores que trabajan con niños estigmatizados.

Generalmente al hablar de inclusión en una sala de clases, se piensa en estudiantes con discapacidades o pertenecientes a una cultura, raza o religión diferente. Sin embargo, hay muchas otras formas de trabajar en este concepto, sobre todo al momento de formar a profesores que el día de mañana sean factores de cambio en las escuelas integradoras.

Para enseñarles a los estudiantes de Pedagogía en Matemática y Computación de la Universidad Católica del Maule, la académica Carolina Reynaldos, en el marco de la asignatura Desarrollo Humano e Inclusión Educativa, organizó un panel de expertos con dos educadores con experiencia en trabajo con niños y jóvenes estigmatizados por ser infractores de ley y tener problemas conductuales graves.

Llegaron hasta la UCM a exponer Ángela González, jefa técnica del CIP-CRC de Sename y Antonio Fuentes, director del Colegio Artístico del Maule, ambos egresados de Pedagogía en Educación Básica de la misma casa de estudios, sumándose también a este conversatorio Ambar Banguera, estudiante de Sociología UCM; ecuatoriana y afrodescendiente, quien relató su experiencia de convivencia en el país en su calidad de migrante.

Una instancia que fue muy provechosa para los estudiantes, tal como lo comentó la Dra. Reynaldos. “La idea era poder mostrarles concretamente, el tipo de experiencia que se puede desarrollar desde el aula o desde cualquier institución donde ellos se desempeñen, donde pueden ellos facilitar formas de convivencia respetuosa y que promuevan la participación de todos los tipos de estudiantes que ellos tengan, independiente de sus recursos o limitaciones y que eso no sea un problema, sino que más bien enriquezca este espacio educativo”, señaló.

Experiencias de inclusión

Ángela González Calderón, jefa técnica de la Cárcel de Menores de Talca (CIP CRC-Talca), expositora en la actividad, valoró este espacio indicando que “Compartimos experiencias en relación a la inclusión en educación y en general. Yo trabajo en el Sename y expuse qué era la inclusión con jóvenes privados de libertad y fue muy bueno, porque en realidad pude motivar a los alumnos para sumarse a diferentes iniciativas que tienen que ver con la inclusión, la que no solamente se hace en los colegios, sino que todo el tiempo y en todos los lugares”, detalló.

“En los contextos más adversos es donde se necesita a los profesores más motivados y que quieran generar cambios sociales de verdad. La idea es que se sumen a provocar innovaciones y cambios, fortalecer los recursos que tienen para ponerlos a disposición de los alumnos que requieren diferencias en la educación de acuerdo a las necesidades”, complementó luego la jefa técnica de la Cárcel de Menores de Talca.

Por último, el director de la Escuela de Pedagogía en Matemática y Computación, Julio Leiva, reflexionó sobre el tema, señalando el rol que juegan los educadores. “Quise ser profesor de matemática porque me apasiona enseñar. No concibo uno vaya a trabajar por cumplir, tenemos que ir a disfrutar y que los demás también lo hagan, esa ha sido mi filosofía de vida y el tiempo se me ha pasado muy rápido”, finalizó.