Trigger

Ediciones UCM y Fundación Huidobro publican Antología del Fundador del Creacionismo

Ediciones UCM y Fundación Huidobro publican Antología del Fundador del Creacionismo
1 Abr 2020

“Al oído del tiempo” es la nueva antología de Vicente Huidobro a cargo de Mario Meléndez y prologada por el poeta Hernán Lavín Cerda.

Pocos poetas pueden lucir un currículum tan variopinto y excepcional como el de Vicente Huidobro: poeta, político, fundador de una vanguardia, viajero empedernido, amigo de Picasso y otras figuras clave del afiebrado siglo XX, enemigo declarado de Neruda, escritor de panfletos subversivos y dandy a tiempo completo.

Altazor, probablemente su obra más conocida, es fácil una de las grandes cumbres de la poesía chilena junto con Los gemidos de Pablo de Rokha o Desolación de Gabriela Mistral, por nombrar algunos. Al oído del tiempo, publicada por Ediciones UCM y la Fundación Vicente Huidobro, es una antología que condensa parte de la producción de Huidobro desde sus incipientes pasos en Pasando y Pasando, publicada en 1914 cuando el poeta tenía 21 años.

El título inaugura Archivo Literario, una de las nuevas colecciones con que la editorial universitaria ha comenzado a engrosar su catálogo: “Comenzar el Archivo Literario antologando a Huidobro supone el desafío de proponer una nueva manera de mirar su obra, cosa que creo que en esta edición se logra, con un prólogo de Hernán Lavín que es oro puro en ese sentido, y una selección de poemas por parte de Mario Meléndez que apuesta por dar cuenta de ciertas sensibilidades que las otras antologías de Huidobro pasan un poco por encima”, comentó José Tomás Labarthe, director de la editorial del plantel.

El libro, por lo tanto, recoge tanto la producción poética como algunos de sus textos en prosa, que nos muestran a un Huidobro preocupado por las cuestiones estéticas de su época, clavando las banderas del Creacionismo en el auge de los diversos movimientos de vanguardia que aparecieron a lo largo del siglo XX.

“No existía una antología actual que diera cuenta de manera notoria de sus diversos poemarios a partir de El espejo de agua (1916), que ya contenía el germen de la vanguardia. Es un reencuentro del lector con los diversos momentos de su creación poética y con algunos textos poco conocidos, que a más de alguno sorprenderán”, señaló Mario Meléndez, curador de esta antología.

Conversamos brevemente con Mario vía correo electrónico para iluminar algunos puntos de este trabajo.

Huidobro, como Neruda y Mistral, forman parte de la vieja guardia de la literatura chilena. Sus obras, por tanto, gozan de buena circulación ¿Por qué es necesaria hoy una nueva revisión de la poesía de Huidobro?

Porque fue, dentro de los grandes poetas chilenos, quien mejor teorizó sobre diversos temas, no solo literarios, del arte, políticos, históricos, etc., y todo esto con una enorme funcionalidad en relación a su proceso creativo.

Porque sus poemarios continúan teniendo una gran vigencia y siguen siendo editados. Este 2020, 12 editoriales extranjeras publicarán a Huidobro.

Porque su obra sigue siendo parte de una memoria colectiva. Recordemos también que fue candidato a la presidencia de la república (1925) por los sectores más progresistas de la juventud y algunos de sus discursos han cobrado plena actualidad con el tema del estallido social.

En este mismo sentido ¿Cómo crees que ha envejecido su proyecto poético? ¿Qué queda hoy, por ejemplo, de su art poética?

Su proyecto poético no ha envejecido para nada. Como bien lo citaste, en su Art poética, eso de que “¿Por qué cantáis la rosa, oh, poetas? /¡Hacedla florecer en el poema!”, es de una tremenda actualidad, en el sentido de que somos parte de una sociedad que tiende a repetir patrones y es muy propensa al reciclaje y a la imitación. En este escenario, la apuesta de Huidobro, de ir siempre a la caza de la originalidad, si entendemos por esto, la capacidad de buscar nuevas alternativas o rutas en el proceso creativo, está plenamente justificado.

¿Cómo crees que las nuevas generaciones leerán una obra que tenía un diálogo tan íntimo con las vanguardias europeas, hoy por hoy más o menos asimiladas y clasificadas como parte de la historia del siglo XX?

Lo que en un momento fue punta de lanza, sabemos que con el correr del tiempo se hace parte de un canon y comienza lentamente su proceso de fosilización. Creo que Huidobro es un autor todavía por descubrir. Hay mucho de su obra que no está difundida plenamente (cartas, artículos, ensayos, entrevistas) y que contiene elementos que pueden seguir despertando un interés colectivo.