Trigger

Congreso Pueblos Abandonados se realizó con éxito

Congreso Pueblos Abandonados se realizó con éxito
8 Oct 2019

La actividad contó con la participación de jóvenes, estudiantes universitarios y de enseñanza media, a debatir en torno a la importancia de la literatura provincial.

El “Congreso Pueblos Abandonados: Literatura y Territorio” logró atraer, con el apoyo de Extensión de la Universidad Católica del Maule y de la Revista Medio Rural, a estudiantes universitarios y de enseñanza media, en torno al abandono sistemático de la provincia, debido a las prácticas de escritura santiaguina.

La cumbre de los “abandónicos”, como se autodenominan, estuvo caracterizada por cuatro nutridas jornadas de vinculación con distintos públicos, donde se pudo establecer su manifiesto como una nueva marca, ya que tres escritores de provincia, conversaron con los asistentes sobre esta temática.

Tal como lo expresa José Tomás Labarthe, organizador del congreso, se trató de “Una instancia académica distinta, en la que la comunidad UCM pudo conocer un discurso crítico con un importante componente regionalista, que le plantea a la provincia la necesidad de pensar sus territorios de manera inteligente, es decir, con autonomía y autoafirmación”.

Desde la zona sur de Chile llegó al congreso Óscar Barrientos, escritor puntarenense, quien dijo que “Los territorios periféricos se convierten en no-lugares o lo que es peor en escenarios donde la perversión política y la gula empresarial adquiere una dimensión más voraz y caricaturesca”. Según esa lógica, ejemplifica luego Barrientos, al escritor de provincia no le queda más que escribir sobre ovejitas, porque eso es lo aceptable y lo esperable.

En tanto, desde la zona centro del colectivo Pueblos Abandonados participó el escritor curicano Claudio Maldonado, quien realizó una compilación de palabras propias de la zona en su trabajo “Huasolecto”, con el que ha encantado al público. La audiencia escuchó animada el significado de conceptos como quedarse “tamborenado en un cacho”, “pachotazo” o “pizpireta”, y el escritor es generoso con las historias detrás de cada una de ellas.

Los tres escritores que estuvieron en distintas jornadas contaron con un teatro lleno, puesto que para los estudiantes UCM, fue una oportunidad de ver más allá de las fronteras de la provincia y valorar las zonas extremas, como algunos declararon tras el congreso. Para quienes se quedaron con la impresión que es un colectivo sin presencia femenina, sepa que se puede revisar en el último número de Medio Rural una entrevista a Carmen Gloria Núñez, psicóloga y doctora en educación, quien declaró que “(…) Un pueblo puede tener las calles pavimentadas, puede tener cajero automático, pero sigue funcionando culturalmente como pueblo…”.

Terminado el congreso, los “abandónicos” se fueron con la certeza de haber removido el piso entre quienes fueron testigo de cómo las letras pueden movilizar ideas y cambiar el rumbo de las provincias, que no quieren seguir funcionando bajo los dictámenes de la metrópolis.