Trigger

Columna de opinión: “La urgencia de combatir la epidemia mundial del siglo XXI: La obesidad”

Columna de opinión: “La urgencia de combatir la epidemia mundial del siglo XXI: La obesidad”
12 Oct 2018

Sebastián Cofré, académico de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Católica del Maule.

Cada 11 de octubre la Organización Mundial de Salud, celebra el Día Mundial de la Obesidad, sin embargo, no es un día para conmemorar, por el contrario, pone en relevancia la importancia de enfrentar una de las pandemias globales más importantes de las últimas décadas.

Para dimensionar algunas cifras en el mundo 1.900 millones de adultos –mayores de 18 años- presentan malnutrición por exceso (sobrepeso y obesidad), de ellos el 13% son obesos. A su vez, 41 millones de niños menores de 5 años tienen sobrepeso u obesidad a nivel global.

Pero ¿Qué entendemos por obesidad? La obesidad se define como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Su principal causa se debe a un desequilibrio energético entre las calorías consumidas y gastadas, en palabras simples es debido al consumo de alimentos con alto aporte de calorías, por ejemplo, grasas saturadas y una disminución de la actividad física (sedentarismo), patrón común en nuestro actual estilo de vida.

En el caso de Chile, la última Encuesta Nacional de Salud del año 2016 reflejó que el 34,4% de la población presenta obesidad, es decir, aproximadamente 3 de cada 10 personas la padecen, demostrando una rápida evolución en los últimos 30 años. Otro dato relevante a destacar es el alto porcentaje de sedentarismo o inactividad física, la aplicación del mismo estudio mostró que 86,7% población realiza menos de 3 veces a la semana algún tipo actividad física.

Para la Región del Maule, las estadísticas epidemiológicas elaboradas por el Ministerio de Salud, tampoco son alentadoras, debido a que un 34% de los menores de 6 años, presenta malnutrición por exceso, impactando directamente en su desarrollo y autoestima.

Con estos datos sobre la mesa, cabe analizar entonces ¿Cómo abordar esta problemática que genera alta sobrecarga sobre el sistema de salud del país? y para responder a esta interrogante debemos entender que la obesidad, también enmascara una complejidad de factores “gatillantes” denominadas determinantes de la salud. Estos factores que determinan la aparición y evolución de la enfermedad se encuentran inmersos en el medio ambiente, relaciones sociales y estilo de vida de las personas. Por ejemplo, la evidencia demuestra que las poblaciones más desfavorecidas o vulnerables presentan peores hábitos alimentarios, bajos niveles de actividad y mayores niveles de estrés, que el resto de la población generando inequidades desde punto de vista de su calidad de vida.

La invitación entonces es que llegó el momento de tomar esta epidemia global en serio, con políticas públicas sostenidas en el tiempo, con adecuada inversión de recursos cambiando el paradigma curativo de salud por uno preventivo y que invite a todos los actores sociales a mirar la salud como una inversión necesaria para alcanzar el desarrollo.

 

 

“Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de la Universidad Católica del Maule”.